Autobuses en Nueva York

Autobuses en Nueva York

En Nueva York, los autobuses son una opción muy cómoda si no queréis usar el metro. Descubre las tarifas y los horarios de este modo de transporte.

Aunque circulan centenares de líneas por Nueva York, montar en autobús es tan sencillo como orientarse por las calles, las líneas recorren la retícula de calles a la perfección y la mayor parte de las ocasiones tan solo tendréis que tomar un autobús aleatorio para avanzar por la calle o avenida.

Para no confundirse y saber moverse en autobús por Nueva York, nunca está de más echar un ojo a los planos zonales y a los mapas de las líneas que encontraréis en cada parada.

Líneas

Las líneas de autobuses están compuestas de un número y una letra. La letra indica el distrito donde opera: Manhattan (M), Brooklyn (B), Queens (Q), Bronx (Bx) y Staten Island (S).

Si queréis saber de antemano más sobre las líneas, podéis dar un vistazo a estos planos de autobuses:

Al igual que ocurre en el metro, hay autobuses normales y "limited". Los limited no hacen todas las paradas y son bastante más rápidos.

Tarifas del autobús

El precio de un billete sencillo de autobús es de 3 US$. Si tenéis pensado utilizar el transporte público de forma habitual, es muy recomendable que echéis un vistazo a la tarjeta MetroCard, ya que el precio de cada billete se reduce a 2,75 US$.

Si queréis pagar en efectivo, debéis saber que solo se puede pagar con monedas, por lo que tendréis que llevar suficiente cambio.

Además, pese a que muchas de las máquinas de billetes dispongan de pago con tarjeta, la gran mayoría solo acepta el pago del importe en efectivo.

Si utilizáis la tarjeta MetroCard para pagar, podréis hacer transfer entre las distintas líneas de autobús o entre metro y autobús durante 120 minutos. Si pagáis en efectivo, debéis pedir al conductor un billete para hacer transfer y sólo os servirá para otro autobús.

Horario de los autobuses

Al igual que el metro, los autobuses de Nueva York circulan las 24 horas del día.

Entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana podéis solicitar al conductor que se detenga en el punto que queráis, sin tener que ser en una parada.

Apto para cortas distancias y personas mayores

Los autobuses son la opción acertada en muchas ocasiones para moverse por Nueva York, sobre todo cuando queráis hacer un trayecto corto en alguna calle o avenida determinada. Para trayectos más largos, la opción más sensata es utilizar el metro.

Este medio de transporte también es el preferido por las personas mayores y los discapacitados, ya que el metro no se encuentra adaptado.