Inaugurado a finales de 2020, el rascacielos One Vanderbilt es un gigante de 427 metros de altura que se ha convertido en la más reciente silueta en unirse al cambiante skyline de Nueva York. A lo largo de 2021 se inaugurará su sorprendente mirador.

La construcción del edificio One Vanderbilt comenzó en 2016 con el complicado compromiso de mejorar la zona de Grand Central. Contaba con el reto de evitar restarle protagonismo a la estación, una tarea difícil teniendo en cuenta que se trata de un edificio de más de 400 metros de altura.

Desde el interior, One Vanderbilt es una construcción de 67 plantas de diseño moderno que se encuentra llena de vida. Los enormes ventanales que van desde el techo hasta el suelo hacen llegar luz natural hasta todos los rincones de las amplias estancias, diseñadas con un estilo abierto en el que no existen las columnas.

The Summit

Una de las mejores partes del One Vanderbilt será el mirador localizado entre las plantas 57 y 59 del edificio, conocido como The Summit, que aún se mantiene como una sabrosa incógnita de la que ya se paladean impresionantes vistas de la ciudad y de sus cercanos vecinos, el icónico Empire State y el elegante edificio Chrysler.

Está previsto que el mirador The Summit se inaugure a lo largo del año 2021. Mientras tanto, y para que la espera sea más dulce, os recomendamos disfrutar de Nueva York a vista de pájaro desde otros impresionantes miradores como el del Rockefeller Center, el del Empire State, el del One World Trade Center, o bien desde las modernas instalaciones de The Edge y The Vessel.

Transporte

Metro: Grand Central Terminal, líneas 4, 5, 6, 7 y S.
Autobús: líneas M1, M2, M3, M4, M5, M42, M98, M101, M102, M104 y Q32.