One World Trade Center

One World Trade Center

El One World Trade Center (1WTC) es el edificio principal del nuevo World Trade Center, creado para sustituir al que fuera destruido en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. El rascacielos fue inaugurado el 3 de noviembre de 2014 y, con una altura de 541 metros, es el edificio más alto de Nueva York.

Construcción

La construcción comenzó el 27 de abril de 2006, casi 5 años después de la destrucción de las Torres Gemelas. A modo de ceremonia, la primera piedra se puso casi 2 años antes, el 4 de julio de 2004. Durante los primeros años fue conocida como la Torre de la Libertad (Freedom Tower).

El arquitecto encargado de la megaconstrucción fue David Childs, de la firma Skidmore, Owings and Merrill, creadora de edificios como el Burj Khalifa de Dubái, la Torre Jin Mao en Shanghái o la Torre Willis de Chicago.

Con 541 metros de altura, es actualmente el sexto edificio más alto del mundo, siendo el primero fuera del continente asiático. La azotea del edificio se encuentra a 417 metros de altura, exactamente igual que la altura de la torre 1 del World Trade Center original.

One World Observatory

Inaugurado el 29 de mayo de 2015, 13 meses más tarde de la apertura del rascacielos, el mirador del One World Trade Center, conocido como One World Observatory, se ha convertido en el lugar más popular de Nueva York para disfrutar de la ciudad desde sus alturas.

El One World Observatory ocupa las 3 últimas plantas del rascacielos, de la 100 a la 102, alcanzando la altura de 386,5 metros, y siendo el mirador más alto de Nueva York. Las vistas de 360º permiten contemplar hasta 80 kilómetros en todas las direcciones.

Por desgracia, al contrario que los miradores del Empire State o del Rockefeller Center, el mirador del One World Observatory no tiene parte exterior, sino que es todo interior y acristalado. Por lo que, además de ser un problema para las fotografías, no permite sentir el pulso de la ciudad del mismo modo que los otros.

Recomendable, pero…

Si os gusta la arquitectura moderna y queréis ver Nueva York desde su nuevo icono, no os perdáis el One World Observatory, ya que la experiencia comienza desde que entras en el ascensor, recubierto de paneles led que recrean el crecimiento de Nueva York desde sus inicios.

Eso sí, no podéis dejar de lado el mirador del Empire State o el Top of the Rock, ya que ambos ofrecen sensaciones diferentes. De hecho, si tuviéramos que ordenarlos, el One World Observatory se quedaría como nuestra tercera opción.

Entradas sin colas

El número de entradas está limitado por turnos horarios, por lo que, si no lleváis la entrada comprada de antemano, en el mejor de los casos tendréis que esperar un par de horas para poder subir.

Para evitar perder un precioso tiempo de vacaciones, no hay otra opción que comprar la entrada de forma anticipada. Podéis llevarla en el móvil o impresa.

Horario

Abierto todos los días del año, de 9:00 a 22:00 horas.
En determinadas fechas el horario se reduce hasta las 20:00 horas.

Precio

Adultos: 34$.
Mayores de 65 años: 32$.
Niños de 6 a 12 años: 28$.
Menores de 6 años: entrada gratuita.