World Trade Center

El World Trade Center fue reedificado tras los ataques terroristas del 11-S para transformarse en uno de los símbolos de Nueva York.

Conocido a nivel mundial debido a los terribles atentados terroristas ocurridos en el año 2001, el World Trade Center (WTC) fue el complejo donde se encontraban las Torres Gemelas, símbolo del poder de la economía americana desde su apertura en 1973.

El 11 de septiembre de 2001 el World Trade Center quedó arrasado llevándose consigo la vida de casi 3.000 personas y dejando más de 6.000 heridos que quedaron marcados de por vida.

La zona en la que ocurrió el incidente se convirtió entonces en un enorme cráter lleno de obras con un prometedor futuro, que pasó a llamarse “Zona Cero”.

Aunque aún falta trabajo por hacer, actualmente la zona del World Trade Center está prácticamente reformada por completo y cuenta con varios edificios de reciente construcción.

Qué ver

La zona del World Trade Center ha sufrido numerosos cambios a lo largo de los últimos años, estos son algunos de los puntos más destacados que merece la pena visitar.

Edificios del nuevo World Trade Center

Tras la desaparición de las Torres Gemelas y la demolición de algunos edificios colindantes fue necesario reconstruir la zona por completo. Entre nuevas moles de acero, cristal y hormigón destaca especialmente el One World Trade Center, un edificio brillante y dinámico inaugurado en 2014 que se ha convertido en uno de los principales puntos de referencia de la ciudad.

Observatorio del One World Trade Center

El edificio principal del nuevo World Trade Center ofrece la posibilidad de contemplar el pulso de la ciudad a vista de pájaro desde los miradores que tiene en tres de sus plantas superiores. Las vistas desde el One World Observatory son espectaculares, aunque también es importante la carga histórica y emocional del edificio y sus alrededores. Si vais a visitarlo, es vital comprar las entradas de forma anticipada.

Memorial del 11-S

Rindiendo homenaje al pasado y tratando de llenar de esperanza el futuro, el Memorial del 11-S es un remanso de paz en el corazón de la ciudad que cuenta con 400 robles blancos y unas sorprendentes cascadas que llenan dos piscinas en representación de las ausentes torres gemelas.

Museo del 11-S

Inaugurado en mayo de 2014, el Museo del 11-S rinde homenaje a las casi 3.000 víctimas del lamentable suceso. El museo cuenta con fotografías, grabaciones de voz, algunos de los vehículos utilizados el día del desastre y un sinfín de elementos capaces de transportar a sus visitantes al terrorífico momento de los atentados.

Estación Central WTC

Diseñada por Santiago Calatrava, la enorme y llamativa estación central está coronada por una emblemática cúpula de vidrio y metal con el característico sello de Calatrava y conecta numerosas líneas de tren, metro y grandes edificios del distrito financiero. La construcción del "Oculus" se ha dilatado durante más de 6 años y ha tenido un sobrecoste del 70%.

Transporte

Metro: Cortlandt Street - World Trade Center (líneas N y R) o Broadway - Fulton St (líneas 4 y 5).
Autobús: líneas M05 y M20.

Lugares próximos

Museo del 11-S (80 m)
Memorial del 11-S (114 m)
Wall Street (581 m)
Federal Hall (590 m)
Museo de la Policía de Nueva York (675 m)